Compartir:
facebook-logo-button twitter-logo-button

Sofía del Prado es una albaceteña que, con tan solo 22 años, se convirtió en el año 2017 en “Miss Universo España”, logrando, gracias a este título, poder representar a nuestro país en el certamen Miss Universo, entrando en el TOP TEN de las mujeres más bellas del mundo.

Pero Sofía no es solo una cara bonita. Hasta que acabó sus estudios en Relaciones Internacionales el pasado año, compaginó la carrera con el mundo de la moda y los certámenes de belleza. Actualmente, sigue estudiando para perfeccionar su inglés, francés y árabe.

Desde que fuera proclamada Miss, Sofía ha utilizado su posición y visibilidad para luchar contra el acoso escolar, una realidad que ella misma sufrió tanto en el colegio, como en el instituto, a causa de su altura. El baloncesto le ayudó a superar esta mala época y por ello se ha convertido también en embajadora de la “Liga Día”, la liga de baloncesto femenina.

Por superar una lacra como el bullying y utilizar su ejemplo para sensibilizar y ayudar a los jóvenes, Sofía es la protagonista indiscutible de Tú Decides en este mes de agosto.

Foto de @sofiadelpradoofficial (Instagram)

¿Cómo se siente Sofía del Prado al ser coronada la mujer más bella de España y una de las 10 más bellas del mundo?

Me sentí súper orgullosa y feliz de que me eligieran a mi porque al final no estás representando solo a un país, sino que te conviertes en embajadora de muchas más cosas: sus tradiciones, su gente, su cultura…  Detrás hay mucho trabajo y sacrificio y que me hayan elegido a mi como la embajadora de España en Miss Universo es todo un honor, mucho más teniendo en cuenta que competía con otras 89 misses del mundo: el listón estaba muy alto y pude quedar entre el Top 10. Fue un logro muy importante para mi.

Está claro que ningún niño del mundo debería pasar por lo que tu pasaste, ¿crees que haber sufrido bullying ha forjado tu carácter?

Sin ninguna duda. El acoso escolar que sufrí ha definido, en parte,  mi carácter y personalidad: soy muy introvertida, me cuesta conocer gente y  “saltarme” esa primera toma de contacto con las personas. Intento olvidar todo lo que me pasó de pequeña y que no me limite a la hora hacer nuevas amistades.

¿Qué ha significado el baloncesto en tu vida?

El baloncesto ha supuesto muchísimo. En los momentos más complicados me ayudó a sentirme una más, a formar parte de un grupo y ser parte de una familia: hicieron que una de las cosas por las que se metían conmigo, mi altura, lo convirtiera en algo positivo y pudiese aprovecharlo a través de este deporte. Guardo buenos recuerdos y grandes amigos.

¿Cuál es tu papel como embajadora de la liga de baloncesto femenina?

Es muy sencillo, doy visibilidad a la liga femenina de baloncesto española a través de mi asistencia a los partidos y mi apoyo a través de mis redes y actos sociales.

¿Qué es lo que dirías a todas aquellas personas que pasan por una situación parecida a la que tú viviste y no se atreven a denunciarlo?

Sin duda, que tengan el valor de contarlo. Que hablen, que lo cuenten y que no sientan solos.

Es muy importante que sepan que no es el “fin del mundo”, que la situación no va a ser siempre así. Yo de pequeña pensaba que iba a estar toda la vida así, sin ser aceptada, pero no. Se sale, pero hay que hablar y contarlo: a un profesor, a un profesional, a un familiar… Hay que buscar apoyo.

¿Algún sueño que te quede por cumplir?

 ¡Por supuesto! La vida se trata de ir poniéndose metas e ir intentando cumplirlas poco a poco. Ahora quiero seguir estudiando y hacer un máster en comunicación, sin olvidar el mundo de la moda. ¡Hay que seguir cumpliendo sueños, objetivos y metas!

El bullying sigue siendo hoy en día una lacra, ¿quién te ayudó a ti a seguir luchando cuando querías darte por vencida?

Yo misma. Fui cogiendo mucha fuerza interna y haciéndome más fuerte.  Me refugié en mi misma y seguí creciendo. vi muchas películas y series americanas, lo que me ayudó a aprender inglés. Me esforcé en salir de la situación y, con la ayuda de los míos, tiré para adelante. Creí en mi misma y seguí una máxima: todos somos capaces de hacer lo que nos propongamos si nos esforzamos en conseguirlo. Yo, lo hice.

Y, por último, ¿con quién compartirías un Ponche Caballero?

Con mis amigas en un tarde de verano. Sin duda, con ellas y con Ponche sé que compartiríamos un buen momento.


Ponche Caballero es una marca fiel a su esencia desde hace más de 180 años. Siempre ha creído en sí misma, manteniendo las ideas claras, como Sofía del Prado, protagonista de esta entrevista, quien tiene muy claras sus metas y lucha día a día para llegar a ellas.