Compartir:
facebook-logo-button twitter-logo-button

Cristina Gutiérrez

“Quien la sigue la consigue”. Este es el lema que rige la vida de Cristina Gutiérrez, una joven natural de Burgos que se convirtió, el pasado año 2017, en la primera mujer española en completar todas las etapas del Rally Dakar. No solo fue capaz de acabar la carrera, sino que, además, quedó en el puesto 44 (quinta entre los debutantes de su edición).

Su padre fue quien le inculcó, desde bien pequeñita, su pasión por el motor y, también, por la odontología. Aunque esta mezcla parezca imposible, su determinación a llevar las riendas de su vida y no dejarse amedrentar le han permitido combinar a la perfección estas dos facetas, compaginando su trabajo en la clínica odontológica de su padre con los entrenamientos de rally.

A pesar de ser un deporte tradicionalmente reservado para los hombres, su afán por no dejar de lado su pasión por el mundo del motor la ha llevado a completar de nuevo con éxito el Rally Dakar 2018, consiguiendo quedar en el puesto 38 en la que es una de las competiciones más duras y peligrosas del mundo deportivo.

Por todo ello, por su trabajo, constancia y esfuerzo a la hora de conseguir sus sueños, Cristina es la protagonista de nuestro #TúDecides de septiembre.

La definición “mujer todoterreno” te viene como anillo al dedo.  ¿Cómo se combinan dos campos tan distintos como la odontología y el rally?

Por pura pasión, empecé la carrera de Odontología a la vez que comenzaba a competir en el campeonato de España. Me he acostumbrado a tener esta “doble vida” y he podido amoldar mi trabajo como ortodoncista con los ralis, así que me siento una afortunada por esto.

Si tuvieras que elegir entre “dientes” o “coches”, ¿serías capaz de quedarte con una?

Hoy en día las dos profesiones son parte de mi vida: los rallies son mi pasión y la odontología la “parte” de tradición familiar, soy muy feliz realizando las dos cosas. Si tuviera que elegir y pudiera vivir de ello sería corriendo, pero hoy en día es muy complicado poder hacer de esto tu profesión y tengo que ganarme la vida con mi otra segunda pasión, la odontología.

El rally, los coches, las carreras… han sido tradicionalmente parte de un mundo reservado “solo a los hombres”. ¿Crees que te ha costado más llegar a donde estás por el hecho de ser mujer?

No. Me ha costado más solo por el hecho de hacer creer a los demás que vas en serio, por hacer creer que puedes competir de tú a tú, pero simplemente porque hay falta de costumbre de ver a mujeres compitiendo con hombres en las mismas categorías. Por suerte esto está cambiando y cada vez somos más, y la mayoría de los hombres están encantados de ver también a más chicas en estas disciplinas… Vamos por buen camino, pero aún hay mucho que trabajar.

¿Qué sentiste al convertirte en la primera mujer piloto de coches española en acabar el Dakar?

No me lo creía. Ha sido siempre el sueño de mi vida, no solo acabar el Dakar sino poderlo correr. El hecho ya de correrlo supuso un increíble salto en mi carrera deportiva, terminarlo fue el culmen y digamos que el “colofón final” ha sido ser la primera mujer en conseguirlo en coches.

En el mundo del motor te han apodado como “Cris Tortu”, ¿de dónde viene este nombre?

Es un mote que me dieron mis amigas desde muy pequeña, ya sabían de mi locura por las motos y los coches y siempre iba motorizada… es algo “irónico” porque siempre iba muy rápido.

¿Algún sueño que te quede por cumplir?

Sueños muchos, y no dejo de soñar. Cada año intento escalar un poco más en este mundo, quizás ahora mismo mi objetivo es seguir creciendo y seguir ligada al Dakar, es una carrera preciosa que cuesta mucho conseguir correrla año tras año.

El rally es una de las pruebas más duras del mundo deportivo, ¿quién te ha ayudado a seguir decidiendo cuando dudabas?

Mi familia, mis amigos, mi copiloto…todos ellos son parte esencial en mi cabeza y cuando me encuentro más fatigada mentalmente ellos son mi base.

Y, por último, ¿con quién compartirías un Ponche Caballero?

Compartiría no uno sino dos Ponche Caballero, con Fernando Alonso o con Rafa Nadal.


Ponche Caballero es una marca fiel a su esencia desde hace más de 180 años. Siempre ha creído en sí misma, manteniendo las ideas claras, como Cristina Gutiérrez, protagonista de esta entrevista, quien tiene muy claras sus metas y lucha día a día para llegar a ellas.